• Una parte importante de los consumidores sigue sin conocer el significado de las siglas CE en los productos.

• Casi 4 años después de que saltara la noticia, aún hay confusiones entre ambos sellos.

El sello CE es una marca que implantó la Unión Europea a principios de los años 90 para identificar a los productos que cumplían los estándares de calidad y seguridad que marcaba la Unión. Las siglas CE del sello significan Conformidad Europea, es decir, que los países miembros dan su visto bueno para que el producto se comercialice dentro de sus fronteras.

Poseer la marca CE es muy importante para los fabricantes, porque significa que los estados miembros no pueden prohibir, restringir o impedir la colocación en el mercado del producto.

CE ¿Hecho en la Unión Europea?

La marca CE no identifica la procedencia del producto: un producto con el sello CE puede haber sido producido en cualquier lugar del mundo. Lo que sí asegura es que ese bien se adecua a más de 20 normativas europeas sobre calidad, seguridad, toxicidad, etc.. Dependiendo del sector, hay unas normas concretas para ese tipo de producto, por lo que los requisitos para tener el marcado CE en un juguete o en una caldera de gas no serán los mismos.

¿Todos los productos que se venden en el mercado deben llevar el sello CE?

No todos los productos a la venta están obligados a llevar la marca CE. La Unión Europea establece que sólo es obligatorio para ciertos artículos que puede ser potencialmente peligrosos para el consumidor. Están obligados a tener el sello los juguetes, la pirotecnia, los equipos médicos, las calderas de gas, las máquinas médicas, los ascensores, los recipientes a presión… Podéis consultar la lista completa aquí.

“China Export” no es “Conformidad Europea”.

Hace unos años comenzó a verse en el mercado unas siglas CE de gran parecido al marcado europeo, pero con las letras más juntas. La marca acompañaba a ciertos productos de origen chino y su significado es “China Export”; es decir, que indica la procedencia del producto –que es una exportación de una empresa china–, pero no implica que se adecue a la normativa europea. Varias asociaciones de consumidores, como OCU, comenzaron a alertar de las diferencias para evitar equívocos, pero a día de hoy muchos compradores no saben que existen dos sellos o no saben como diferenciarlos.

El enorme parecido entre ambas marcas, sobre todo cuando se utiliza en tamaños pequeños, hace sospechar que el sello China Export se creó para crear confusión y hacerse pasar por el sello de calidad europeo. Aún a día de hoy, una gran cantidad de usuarios compran productos “China Export” con la confianza de que compran un artículo avalado por la normativa europea.

¿Cómo los reconozco?

Puesto que son tan similares no es sencillo, y menos cuando está en tamaños muy pequeños o en etiquetas o pegatinas en las que la impresión no es clara. El mejor modo de distinguirlas es continuar el trazo de la “C”, cerrando el círculo que forma. Si ese círculo se mete en el espacio de la “E” estamos ante un China Export. Si la circunferencia resultante sólo toca en el “lomo” de la “E”, entonces es el sello de Conformidad Europea.

La normativa europea en cuanto a la marca CE es clara en ese aspecto, e impide que haya otras marcas que puedan confundir a los usuarios o no permitan una identificación clara del sello en los artículos. Desde hace algún tiempo la UE está trabajando junto al gobierno chino para evitar este tipo de confusiones, pero hoy en día siguen coexistiendo ambas marcas en Europa, por lo que es conveniente saber las diferencias y ser cautos.

Tienes toda la información sobre el sello de Conformidad Europea y los productos que deben llevarlo obligatoriamente en este artículo de Wikipedia.

Díselo a tus contactos.

El punto principal para que no se produzcan equívocos es que los consumidores conozcan la diferencia y sepan qué significa cada una de ellas. Comparte esta información con tus familiares y conocidos para que compren seguros de que lo que adquieren se adecua a la normativa europea