· Las falsificaciones son producidas en condiciones infrahumanas

· El terrorismo internacional ha encontrado en el tráfico de falsificaciones una gran fuente de financiación con pocos riesgos

No son sólo las marcas. Las falsificaciones arrastran tras de sí un alto número de víctimas: las marcas que lo sufren, las pequeñas marcas que intentan abrirse paso en el mercado, los consumidores que han sufrido lesiones o la muerte por medicamentos o bebidas falsificadas, las arcas públicas… Pero también el escalafón más bajo de la fabricación de estos productos falsos, los trabajadores que las fabrican en condiciones de semiesclavitud, sin derechos de ningún tipo.

Los beneficiados son las organizaciones criminales internacionales, el tráfico de armas y de personas o el terrorismo internacional. Es un mercado que no para de crecer, y sin embargo muy fácil de erradicar: No seas cómplice. No les financies con tu dinero.

Os dejamos este excelente video de Efecto Naim que resume en 6 minutos algunos de los principales problemas que las falsificaciones provocan a nivel mundial.