MAFIOSO #NoSeasComplice

UNODC, Interpol, Europol, OAMI, el gobierno estadounidense, la Policía española, Guardia Civil y un buen número de organizaciones de todo el mundo coinciden en sus informes en destacar una realidad: tras las falsificaciones se ocultan mafias y organizaciones criminales que extienden sus actividades a otros crímenes como la trata de personas, las drogas, el tráfico de armas e, incluso, el terrorismo internacional. Las falsificaciones son parte de la forma de financiación de estas organizaciones para poder llevar a cabo estas actividades paralelas.

Además, los productos falsificados se crean en talleres clandestinos donde no existe ningún tipo de control laboral. La explotación laboral, la explotación infantil, la falta de salubridad o de condiciones sanitarias para los “trabajadores” son prácticas extendidas en la fabricación de falsificaciones.

La mayoría de las personas que compran una falsificación no lo harían si supieran donde acaba su dinero. Jamás le comprarían camisetas al camello que vende droga en el parque de su barrio para que este pudiera comprar más mercancía; nunca comprarían un DVD pirateado a un terrorista para que pudiera financiar el próximo atentado; y sin embargo, a escala internacional, eso es lo que están haciendo. Solo que ellos no lo saben.

[ Enlace:  ¿Que son las organizaciones nacionales transnacionales y como nos afectan? | Interpol Turn Back Crime ]

La percepción social de las falsificaciones sigue siendo la de una falta menor, algo que no produce un daño inmediato más que a las marcas falsificadas. Y no es así. Las falsificaciones nos afectan a todos, y nuestra respuesta hacia ellas puede suponer, directa o indirectamente, un gran cambio a mejor en la vida de muchas personas.

Si no compras falsificaciones, estarás evitando que tu dinero financie estas redes.

No colabores con las mafias. Ante las falsificaciones, no seas cómplice.

NO TE PUEDES PERDER:

Nuestra campaña: “Ante las falsificaciones, no seas cómplice”

Insensato: Ante las falsificaciones, no seas cómplice

Parado: Ante las falsificaciones, no seas cómplice